sábado, 1 de octubre de 2011

ALEACIONES , DEFINICION, CLASIFICACION, USOS

Una aleación es una mezcla homogénea, de propiedades metálicas, que está compuesta de dos o más elementos, de los cuales, al menos uno es un metal.
Las aleaciones están constituidas por elementos metálicos: Fe, Al, Cu, Pb. Pueden tener algunos elementos no metálicos, como: P, C, Si, S, As. Para su fabricación se mezclan llevándolos a temperaturas tales que sus componentes se fundan.

Clasificación
Por su composición
Tiene en cuenta el elemento que se halla en mayor proporción (aleaciones férricas aleaciones base cobre, etc.) Cuando los aleantes no tienen carácter metálico suelen hallarse en muy pequeña proporción, mientras que si únicamente se mezclan metales, los aleantes pueden aparecer en proporciones similares.
Por el número de elementos
Se pueden distinguir aleaciones binarias como el cuproníquel, ternarias (alpaca)... Hay aleaciones en las que intervienen un elevado número de elementos químicos, si bien en pequeñas cantidades.
Por su estructura
Sustitucional
Intersticial "sustitución derivada de otra red".
Por su peso
Las aleaciones ligeras contienen como elemento principal el aluminio o el magnesio.

Propiedades
Las aleaciones presentan brillo metálico y alta conductibilidad eléctrica y térmica, aunque usualmente menor que los metales puros. Las propiedades físicas y químicas son, en general, similares a la de los metales, sin embargo las propiedades mecánicas tales como dureza, ductilidad, tenacidad etc. pueden ser muy diferentes, de ahí el interés que despiertan estos materiales, que pueden tener los componentes de forma aislada.
Las aleaciones no tienen una temperatura de fusión única, dependiendo de la concentración, cada metal puro funde a una temperatura, coexistiendo simultáneamente la fase líquida y fase sólida como se puede apreciar en los diagramas de fase. Hay ciertas concentraciones específicas de cada aleación para las cuales la temperatura de fusión se unifica. Esa concentración y la aleación obtenida reciben el nombre de eutéctica, y presenta un punto de fusión más bajo que los puntos de fusión de los componentes. Preparación
Históricamente, la mayoría de las aleaciones se preparaban mezclando los materiales fundidos. Más recientemente, la pulvimetalurgia ha alcanzado gran importancia en la preparación de aleaciones con características especiales. En este proceso, se preparan las aleaciones mezclando los materiales secos en polvo, prensándolos a alta presión y calentándolos después a temperaturas justo por debajo de sus puntos de fusión. El resultado es una aleación sólida y homogénea. Los productos hechos en serie pueden prepararse por esta técnica abaratando mucho su costo. Entre las aleaciones que pueden obtenerse por pulvimetalurgia están los cermets. Estas aleaciones de metal y carbono (carburos), boro (boruros), oxígeno (óxidos), silicio (siliciuros) y nitrógeno (nitruros) combinan las ventajas del compuesto cerámico, estabilidad y resistencia a las temperaturas elevadas y a la oxidación, con las ventajas del metal, ductilidad y resistencia a los golpes. Otra técnica de aleación es la implantación de ion, que ha sido adaptada de los procesos utilizados para fabricar chips de ordenadores o computadoras. Sobre los metales colocados en una cámara de vacío, se disparan haces de iones de carbono, nitrógeno y otros elementos para producir una capa de aleación fina y resistente sobre la superficie del metal. Bombardeando titanio con nitrógeno, por ejemplo, se puede producir una aleación idónea para los implantes de prótesis.
La plata fina, el oro de 58 quilates, el oro blanco y el platino iridiado son aleaciones de metales preciosos. La aleación antifricción, el latón, el bronce, el metal Dow, la plata alemana, el bronce de torpedo, el monel, el peltre y la soldadura son aleaciones de metales menos preciosos. Debido a sus impurezas, el aluminio comercial es en realidad una aleación. Las aleaciones de mercurio con otros metales se llaman amalgamas.

METALES Y ALEACIONES NO FERREAS
El cobre y sus aleaciones: Las propiedades más importantes de este metal son su elevada conductividad térmica y eléctrica, su buena resistencia a la corrosión, maquinabilidad, resistencia y facilidad de fabricación.

Las aleaciones de cobre comerciales de mayor importancia pueden clasificarse en los siguientes:

· Latones:  son aleaciones de cobre y zinc, aunque algunas veces pueden contener pequeñas cantidades de otros elementos, tales como el plomo, estaño o aluminio. Las diferencias de composición se traducen en un color distinto, así como en variaciones de alguna o algunas de las propiedades siguientes:
maquinabilidad, ductilidad, y resistencia a la corrosión.

· Bronces: son aleaciones de mejor calidad que el latón. Los bronces comerciales son fundamentalmente aleaciones de cobre y estaño, aluminio, silicio o berilio, pudiendo contener además fósforo, plomo, zinc o níquel.

· El aluminio y sus aleaciones: La característica más conocida del aluminio es su poco peso siendo su densidad la tercera parte aproximadamente del acero. El aluminio tiene buenas condiciones de maleabilidad y conformabilidad, gran resistencia a la corrosión y una conductividad térmica y eléctrica elevadas. Aunque la mayoría de las aleaciones de magnesio son aleaciones terciarias se pueden considerar como derivadas de cuatro sistemas binarios fundamentales, entre ellos los sistemas magnesio-aluminio y magnesio-zinc.

· El níquel y sus aleaciones: Este metal se caracteriza por su buena resistencia a la corrosión y a la oxidación. Es de color blanco y tiene unas características mecánicas muy buenas, siendo fácil de trabajar. Se suele utilizar para la formación de aceros inoxidables. Debido a su gran resistencia a la corrosión y dureza, el níquel constituye el material ideal para revestir las piezas sometidas a corrosión y desgaste. Las elementos de aleación que corrientemente se adicionan al níquel son el cobre, el hierro, el cromo, el silicio, el moligdeno, el manganeso y el aluminio

· El plomo y sus aleaciones: Este metal se caracteriza por su gran peso, densidad elevada, poca dureza, maleabilidad, bajo punto de fusión y poca resistencia mecánica, baja conductividad eléctrica y gran resistencia a la corrosión. Se suele utilizar para fabricar baterías de acumuladores y como contrapesos y equilibradores. Los elementos de aleación que más corrientemente se adicionan al plomo son el estaño y el antimonio.

· El estaño y sus aleaciones: Este metal es blando, de color blanco, se caracteriza por su buena resistencia a la corrosión y por sus buenas propiedades lubricantes. El estaño se alea con el plomo para producir diversas aleaciones de soldadura, y también con el antimonio y el cobre.









No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada